miércoles, 19 de septiembre de 2012

ERA DE ACUARIO




Una Era dura unos 2600 años y es lógico pensar que existirá una fase de transición de unos cuantos años entre el final de una Era y el principio de otra. En la Era de Acuario es fundamental que cada ser humano encuentre su propio camino y su propio destino individual, sin caer en la trampa de dejarse llevar por lo que hacen los demás o por lo que se supone que socialmente debemos hacer. El destino de cada hombre es único, personal y especializado, y para encontrar ese camino primero debemos conocernos a nosotros mismos. 

En la Era de Acuario debe producirse un Despertar, un Salto de Conciencia de todos los seres humanos. Si observamos en profundidad el momento actual y le intentamos encontrar un sentido a lo que pasa vemos que en realidad lo que está ocurriendo es que se está haciendo una selección natural. Todo esto sucede muy rápido, provocando un desarrollo rápido y una evolución natural de la ideología o filosofía humana. Además, estudios de rigor han comprobado que en los lugares en los que se sufre una catástrofe, aquellos que sobreviven experimentan una evolución de conciencia tras pasar por el estado de shock que provocan estás fuertes e intensas experiencias.
En Nueva York, por ejemplo, tras el acontecimiento de las Torres Gemelas se ha comprobado que ha subido en un alto porcentaje el número de persona que se interesan y se acercan cada vez más convencidos a los temas espirituales y trascendentales, a las terapias de grupo y a las técnicas de desarrollo y evolución personal, espiritual y esotérica. Todos los seres humanos debemos realizar este salto de conciencia hacia la Verdad Trascendental y la Sabiduría Espiritual. 

Acuario está relacionado directamente con las masas y con la conciencia grupal, es decir, con el conjunto de toda la humanidad. Todos somos seres únicos, especiales y diferenciados del resto, pero también todos provenimos de la misma fuente y formamos parte del mismo grupo, el grupo de toda la Humanidad. 

Todos debemos encontrar nuestra propia esencia, desarrollarla e instalarnos en el lugar que nos pertenece, para así realizar la función para la que estamos destinados. Todo esto tiene un sentido global. Cada ser humano debe aportar su granito de arena dentro del conjunto de toda la humanidad, y ésta caminar como un bloque sólido, como la suma de todos los seres humanos individualizados, de ahí la gran diversidad que existe en nuestro mundo. Si todos hacemos lo que estamos destinados a hacer la humanidad caminará por el camino correcto y todo será perfecto. Nuestra misión no tiene una función meramente personal, sino que está ligada a un destino global y común con el resto de seres humanos.

En la Era de Acuario no deben existir fronteras ni diferencias entre todos y cada uno de los continentes y culturas, que deben caminar en pos de un objetivo y un fin en común. Quizás el hecho de que el mundo entero deba hacer frente al problema que supone el cambio climático, algo que nos afecta a todos y a las consecuencias que éste puede tener, permita que la humanidad empiece a caminar de la mano, unidos ante un objetivo en común. Acuario y su planeta regente, Urano, simbolizan el Inconsciente Colectivo en el plano mental, la Mente Superior y la capacidad del hombre de conectar con ello.

La Mente Colectiva es la suma de todas las mentes de todos los humanos. En la Era de Acuario ya no debe existir ninguna diferencia ni ninguna desigualdad en términos culturales. Todos los hombres tienen acceso a la misma sabiduría, sin excepciones. Hoy en día la comunicación vuela a través de internet, y bien sabido es que Acuario se relaciona con las nuevas tecnologías. Siempre se ha dicho que el conocimiento libera, que la inteligencia y la imaginación son las herramientas más poderosas del ser humano. En la Era de Acuario todo el mundo tendrá ya fácil acceso a cualquier saber, conocimiento, técnica o información, sea de la cultura que sea o del país que sea. Como humanidad, en este sentido parece ser que sí hemos hecho algún progreso.

Como primeras premisas para dar el paso a la Era de Acuario, el ser humano tiene que realizar, lo quiera o no, un salto de conciencia, debe acercarse a la Verdad Trascendental y elevar su alma lejos de necesidades egoístas y mundanas, tiene que encontrarse a sí mismo, desarrollarse en su individualidad y alcanzar la comprensión de que no es más que un eslabón que pertenece a la cadena de todos los seres humanos. Con la falta de un eslabón la cadena se rompe, pero sin cadena el eslabón carece de sentido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada